Home » Blog » Agenda 2030: las consecuencias del COVID-19

Agenda 2030: las consecuencias del COVID-19

A pesar de la pandemia los miembros de la red Dianova impactaron positivamente en varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

A partir de las experiencias y conocimientos compartidos por los representantes de los Estados miembros de las Naciones Unidas y otros expertos durante el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible (HLPF, por sus siglas en inglés) de 2021, celebrado en el mes de julio pasado, y el Informe del Secretario General de las Naciones Unidas sobre los Progresos realizados para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la pandemia de COVID-19 ha desviado al mundo del camino hacia el logro de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Los representantes de Dianova asistieron a las sesiones temáticas virtuales del HLPF sobre el progreso global en los ODS bajo revisión, con especial énfasis en la revisión de aquellos ODS en los que los miembros de Dianova han impactado con su trabajo en el 2020 (ver el Informe Anual de Actividades). A través de sus actividades diarias, los miembros de la red Dianova tienen un impacto directo significativo en varios ODS, mientras que las acciones de incidencia implementadas junto con otras ONG de ideas afines también hacen eco de la Agenda 2030.

A continuación, se presenta una recopilación de los mensajes clave entregados durante esas sesiones del HLPF, así como una muestra del impacto del trabajo de la red Dianova en varios ODS durante el año 2020.

ODS 1: Fin de la pobreza

La pandemia ha significado un aumento generalizado de los niveles de pobreza, revirtiendo por completo el ritmo de reducción de la pobreza en las últimas décadas, y ha hecho que el logro del ODS 1 sea un desafío aún mayor. Numerosos sistemas de protección social, que deberían brindar apoyo a las personas y grupos más vulnerables, son deficientes o insuficientes. Si bien varias naciones han introducido programas de protección social temporales o acotados durante la pandemia, es necesario implementar sistemas más sólidos a escala mundial.

Durante el año 2020, la Fundación Slum Child, miembro de la red Dianova en Kenia, benefició directamente a 3.500 personas en situación de pobreza y mejoró de forma indirecta la vida de otras 10.500 personas.

ODS 2: Hambre cero

Del mismo modo, el ODS 2 se ha vuelto cada vez más ambicioso a medida que la pandemia de Covid-19 aumenta el número de personas que padecen hambre, desnutrición e inseguridad alimentaria. La pandemia ha interrumpido la producción y distribución de alimentos y ha ejercido presión sobre los sistemas alimentarios mundiales, limitando el acceso a alimentos saludables y nutritivos.

En esta época de crisis, la Fundación Slum Child también apoyó directamente a 4.000 personas en Kenia con la distribución de alimentos de emergencia y ayudó de forma indirecta a 12.000 personas.

ODS 3: Salud y bienestar

A pesar del progreso moderado hacia el ODS 3 antes de la pandemia, la tasa de implementación no fue lo suficientemente rápida para poder alcanzar las metas en 2030. Por otra parte, la pandemia Covid-19 ha repercutido gravemente y en gran medida en la salud individual y en los servicios de salud en todo el mundo. La salud mental y física de grupos ya vulnerables o marginados como las mujeres, los pueblos indígenas y las minorías raciales, se ha visto afectada de manera desproporcionada. La desigualdad de acceso, económica y laboral, así como la discriminación, han causado y exacerbado dicha situación.

Los otros servicios de salud se interrumpieron a medida que los recursos, el personal y los recursos financieros se canalizaron hacia la atención, la investigación y la administración de Covid-19.

Tanto los servicios de salud mental como los de recuperación de adicciones fueron dejados de lado en gran medida durante la pandemia, a pesar de ser más necesarios que nunca para el bienestar de las personas.

A pesar de la falta de equipos de protección y los escasos recursos económicos, los miembros de la red Dianova adaptaron sus actividades a los protocolos Covid-19 y proporcionaron tratamientos de adicciones y atenciones de salud mental muy necesitados a 4.315 personas en Bangladesh, Canadá, Chile, Eslovenia, España, India, Italia, Noruega, Pakistán, Portugal, Suecia y Uruguay durante el 2020. Al mismo tiempo, Dianova International lideró 119 iniciativas de incidencia y una campaña internacional de sensibilización, y publicó 47 artículos sobre temas relacionados con el ODS 3.

ODS 10: Reducción de las desigualdades

La pandemia ha desvelado y exacerbado la desigualdad profundamente arraigada en nuestras sociedades, poniendo claramente de manifiesto cuánto trabajo queda por hacer aún en el ODS 10. La discriminación y el acceso desigual a los servicios han dejado a muchos grupos ya marginados aún más vulnerables, como poblaciones de bajos ingresos, minorías y refugiados. La pandemia también ha aumentado la desigualdad internacional, ampliando la separación entre las naciones ricas y desarrolladas por un lado y los países en desarrollo, más pobres y vulnerables, por otro.

Angels in the Field en India, la Asociación Dianova Portugal, Dianova Sverige (Suecia) y la Fundación Dianova Uruguay trabajaron para reducir las desigualdades dirigidas a los grupos vulnerables, beneficiando directamente a 1.000 personas e impactando indirectamente a más de 1.800.000 personas a lo largo del año 2020.

ODS 16: Paz, justicia e instituciones sólidas

La pandemia ha agravado la desigualdad, la corrupción y la violencia en todo el mundo, frenando más especialmente el logro del ODS 16. Por un lado, los conflictos violentos continúan haciendo estragos en múltiples regiones, dejando miles de civiles heridos, desplazados o muertos. Por otro lado, la violencia doméstica y el abuso infantil están aumentando en todo el mundo, así como la explotación laboral infantil y los matrimonios de menores. Al mismo tiempo, las instituciones se ven asoladas por la corrupción, lo que lleva a tomar decisiones e implementar políticas diseñadas para beneficiar a los que están en el poder, en lugar de a todas las personas y al planeta.

En el año 2020, la Asociación de Jóvenes Comprometidos con la Acción Humanitaria (AJEAH, por sus siglas en francés), miembro de la red Dianova en Togo, trabajó en la promoción del estado de derecho y de la buena gestión pública, beneficiando directamente a organizaciones comunitarias y autoridades locales, e impactando indirectamente a jóvenes, mujeres y niños. Al mismo tiempo, Dianova International lideró 10 iniciativas de incidencia y publicó 4 documentos sobre el ODS 3.

ODS 17: Alianzas para lograr los objetivos

Antes de la pandemia, un número importante de Estados miembros y otros actores no quisieron o no pudieron trabajar de manera eficiente hacia el ODS 17. Si bien se ha observado que la pandemia es un claro ejemplo de las interconexiones entre los objetivos y entre las naciones, el compromiso es todavía insuficiente.

Numerosos países no tienen acceso a los recursos financieros y médicos que necesitan para recuperarse de la pandemia de forma segura y sostenible. El acceso limitado a la vacuna para la Covid-19, la ayuda financiera ineficaz y la abrumadora carga de la deuda solo han agravado su difícil situación.

La brecha digital y su efecto amplificador sobre la desigualdad existente también es una preocupación creciente. El hecho de que las poblaciones marginadas y las naciones en desarrollo tengan un acceso a internet inestable y limitado las pone aún más en riesgo de quedarse atrás.

Al igual que el ODS 3, el objetivo 17 es un área de trabajo transversal dentro de la red Dianova que benefició directamente a 9.395 personas en 2020. Por su parte, Dianova International implementó 51 iniciativas de incidencia y escribió 15 publicaciones sobre el ODS 17.

Como se ha mencionado, la revisión de los ODS 3 y ODS 10, entre otros, durante el HLPF de 2021 brindó una ocasión perfecta para que Dianova International reivindicase que los trastornos por uso de sustancias y otros trastornos adictivos fueran considerados una cuestión de salud pública. En nombre de toda la red Dianova, Dianova International presentó una declaración escrita (ver pg. 186) ante el HLPF para solicitar que los servicios de adicciones sean considerados esenciales y reciban niveles de atención y apoyo similares a otros servicios de salud, siguiendo la campaña internacional de concienciación lanzada en junio de 2020 durante la pandemia.