Reconocer los problemas para solucionarlos

Naciones Unidas empieza a hacer la revisión de las problemáticas de las políticas de drogas recogidas en la Declaración Ministerial de 2019.

La Declaración Ministerial, el documento de más alto nivel aprobado en marzo de 2019, guía las políticas de drogas de la comunidad internacional. En el mismo documento, se hace balance de la situación de los últimos diez años y se reconoce explícitamente que si bien se han conseguido algunos avances tangibles, quedan retos preocupantes a los que hacer frente, que quedan plasmados en el documento.

Con la mirada puesta en el pasado para poder avanzar en una buena dirección, la Comisión de Estupefacientes, organismo político encargado de decidir sobre las políticas de drogas a nivel internacional, ha previsto una serie de sesiones temáticas para el periodo 2019-2023 para revisar uno por uno los retos y dificultades descritas en el documento de la Declaración Ministerial y poder así hacer una revisión informada de la revisión intermedia sobre el progreso realizado en la implementación de los compromisos adquiridos a nivel de políticas de drogas en el 2024.

Los pasados 16-18 de octubre del 2019, la Comisión de Estupefacientes convino la primera sesión temática para analizar los siguientes temas:

  • Expansión y diversificación de mercados de drogas y de los tipos de drogas;
  • Uso indebido, cultivo ilícito y producción y fabricación de estupefacientes y sustancias sicotrópicas, y del tráfico ilícito de estas sustancias y sus precursores químicos;
  • Los riesgos planteados por el uso de opioides sintéticos y el uso no médico de medicamentos de prescripción, para la salud y seguridad públicas, así como problemas científicos, jurídicos y reglamentarios relacionados, incluso con respecto a la clasificación de sustancias.

 

Cada sesión contó con expertos nombrados por los representantes de la Comisión de Estupefacientes, así como por ponentes de la sociedad civil. Desde el Comité de ONG de Drogas de Viena se abrió un concurso abierto para estas vacantes y se recibieron 38 solicitudes, de las que 14 fueron aceptadas e incluidas en la sesión formal. Para cada temática hubo un panelista de la sociedad civil e intervenciones desde el público o bien a través de videos. Pueden acceder a las declaraciones, presentaciones y videos de la sociedad civil aquí. Dianova forma parte del Consejo del Comité de ONG de Drogas de Viena y ha participado en la selección de ponentes de la sociedad civil para esta sesión temática.

Destacar que entre otros desde la sociedad civil se pudo traer la voz de un representante de los agricultores de hoja de coca de Colombia que defiende los programas de sustitución voluntaria de cultivos, presentar el trabajo y conclusiones realizado por organizaciones que ofrecen servicios de control de drogas en entornos recreativos, presentar la evolución de los mercados de heroína en la costa este de África o presentar las consecuencias de las dos crisis de opioides (de falta de acceso y de abuso de uso no-médico). Sin lugar a dudas, aportaciones muy variadas, completas y que permitieron reflexionar y enriquecer el debate.

 

La próxima sesión temática tendrá lugar en otoño del 2020 y tratará sobre los servicios de tratamiento, transmisión de VIH y Hepatitis C y otras enfermedades asociadas con el consumo de drogas, riesgos para la salud de las nuevas sustancias psicoactivas y disponibilidad de sustancias controladas para su uso médico y científico.