«

“Libres e iguales”, día mundial contra la homofobia.

En el marco de la campaña de Naciones Unidas, Dianova reconoce y apoya los esfuerzos del colectivo LGBTI encaminados a lograr un trato igualitario.

“Estoy cansada de esconderme y de mentir por omisión. He sufrido durante años porque me daba miedo decirlo”. Con estas palabras hace cuatro años la actriz Ellen Page confesó su homosexualidad en medio de una conferencia para promover el bienestar de los jóvenes LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales) en Las Vegas.

Sus palabras son testimonio de millones de personas LGBTI en el mundo que han decidido ocultar su orientación sexual o identidad de género por temor al rechazo familiar y social, a los abusos, la discriminación, la violencia, la extorsión, la persecución y los crímenes de odio.

En pleno siglo XXI, todavía 72 países criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo, según el informe 2017 Homofobia de Estado de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (ILGA). Lo más grave se vive en 8 países o regímenes, donde la sentencia es morir. Arabia Saudita, Irán, Yemen, Sudán aplican la pena de muerte en todo el país; Nigeria, en los Estados del norte que adoptaron la Saria; Somalia, en la parte sur, y por supuesto en los territorios controlados hace poco por el Estado Islámico (parte de Irak y Siria). También hay otros 5 Estados —Afganistán, Catar, Pakistán, Emiratos Árabes Unidos y Mauritania — donde la ley de la Saria establece técnicamente la máxima sentencia, pero no se invoca.

En este contexto, hoy jueves se conmemora el Día International contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, fecha que recuerda el 17 de mayo de 1990 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) eliminó a la homosexualidad de su catálogo de enfermedades mentales. Sin embargo, queda camino por recorrer, ya que la transexualidad —a menudo confundida con la disforia de género — sigue siendo considerada como trastorno psiquiátrico.

Por eso, para promover la igualdad de derechos y trato equitativo de las personas LGBTI, Naciones Unidas vuelve a impulsar la campaña “Libres e Iguales”. El nombre de la iniciativa, además, hace alusión al artículo 1 de la Declaración Universal de los Derecho Humanos proclamada en 1948. “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”. De esta manera, se incluyen las obligaciones de igualdad en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

Siguiendo esta línea, Dianova reconoce y apoya los esfuerzos encaminados a lograr un trato igualitario y la inclusión social de las personas LGBTI porque todos somos “¡Libres e Iguales!”