Empoderar y garantizar la inclusión.

El Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible (HLPF, por sus siglas en inglés) tuvo lugar en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York del 9 al 19 de julio, congregando a más de 2.000 participantes registrados de los gobiernos de los países, agencias especializadas y distintos sectores de la sociedad civil. Este Foro es la principal plataforma a nivel mundial para debatir y discutir asuntos relacionados con el desarrollo sostenible, teniendo un papel central en el seguimiento y revisión de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. La primera reunión del Foro se celebró en el año 2013 y vino a reemplazar a la Comisión sobre Desarrollo Sostenible, que se había reunido anualmente desde 1993.

La Agenda 2030 fue adoptada por todos los Estados miembros de las Naciones Unidas en 2015 y proporciona un modelo compartido de desarrollo, paz y prosperidad para las personas y el planeta con un enfoque basado en los derechos humanos. En el corazón de la Agenda se encuentran los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que son un llamado urgente a la acción de todos los países, tanto desarrollados como en desarrollo, para formular estrategias encaminadas a terminar con la pobreza, mejorar la salud y la educación, reducir las desigualdades y estimular el crecimiento económico, entre otras, al mismo tiempo que se aborda el cambio climático y se trabaja para preservar los océanos y los bosques. Los ODS se inspiraron en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) acordados por los países para el período 2000-2015, aunque con un nivel de ambición significativamente mayor en su diseño.

Bajo el tema “Empoderar a las personas y garantizar la inclusión y la igualdad”, durante la edición 2019 de este Foro se realizó una revisión de la implementación de los siguientes objetivos: ODS 4 (Educación de calidad), ODS 8 (Trabajo decente y crecimiento económico), ODS 10 (Reducción de las desigualdades), ODS 13 (Acción por el clima), ODS 16 (Paz, justicia e instituciones sólidas) y ODS 17 (Alianzas para lograr los objetivos). Dado que el resto de los objetivos fueron ya revisados en las ediciones anteriores de 2017 (ODS 1, 2, 3, 5, 9, 14 y 17) y 2018 (ODS 6, 7, 11, 12, 15 y 17), el primer ciclo del Foro ha llegado a su conclusión. Además, en la edición de este año se aprovechó para hacer un balance del funcionamiento del Foro en cuanto a su trabajo como plataforma para la implementación, el seguimiento y la revisión de la Agenda 2030, y para reflexionar también sobre las oportunidades de su fortalecimiento de cara al futuro. Tanto el balance como el informe de revisión de los ODS serán presentados en la Asamblea General de Naciones Unidas en septiembre próximo para la aprobación de los países miembros.

HLPF 2019 comunidades indígenas

Una promesa central de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es garantizar que nadie se quede atrás – photo: United Nations/DESA, all rights reserved

Tal y como quedó establecido en la Agenda 2030, tanto los países como la sociedad civil pueden participar de forma activa en este Foro. Por un lado, los países presentan y comparten sus revisiones voluntarias periódicas (VNR, por sus siglas en inglés), dirigidas por los estados, del progreso a nivel nacional y subnacional en la implementación y consecución de los ODS. Este año, 47 países presentaron sus informes nacionales sumando un total de 158 desde que dichas revisiones se iniciaron en 2016. Por otro lado, los distintos sectores de la sociedad también participaron en este Foro organizados en grupos principales y otras partes interesadas (MGoS, por sus siglas en inglés) con el fin de intercambiar experiencias exitosas, identificar problemas y desafíos comunes del desarrollo y, en general, monitorear el cumplimiento de los ODS. Dianova International, como miembro organizador del Grupo Principal de Organizaciones No Gubernamentales (NGO MG, por sus siglas en inglés) participó activamente en las discusiones de los ODS sujetos a revisión y en la evaluación de los informes presentados por los países junto a otras organizaciones no gubernamentales.

En general, el balance de implementación y consecución de los ODS a nivel mundial presentó luces y sombras. Los miembros de los gobiernos, expertos en las diversas materias y representantes de la sociedad civil coincidieron en que, si bien se están haciendo ciertos progresos en algunas áreas, lo cierto es que el avance es desigual y lento entre los países y en los países, y, en algunos casos, hasta regresivo, por lo que parece difícil, si no imposible, que se alcancen las metas establecidas en los ODS a este ritmo. La necesidad de un mayor compromiso político respecto a los ODS y de instituciones más sólidas y transparentes es fundamental no solo para no dejar a nadie atrás, sino para no empujar a nadie a quedarse atrás en el proceso de desarrollo. Para que el desarrollo sea inclusivo y se puedan abordar los problemas sistémicos, también es necesario formar alianzas a nivel nacional, entre los diferentes niveles de gobierno, e internacional, dando mayor espacio al trabajo y a la voz de la sociedad civil. Trabajar alineados facilita, además, compartir recursos humanos, científico-técnicos y económicos para la implementación de unos ODS que están interrelacionados y donde trabajar para uno favorece la consecución del otro. Finalmente, es necesario invertir en sistemas de información para contar con mejores datos desagregados, cuantitativa y cualitativamente, a fin de poder mejorar la formulación de políticas. Como se escuchó en numerosas ocasiones en el Foro en la revisión de los distintos ODS, “si no me cuentan, no cuento”.