Covid-19: la vida en nuestros centros, un mes después.

Todo va a Estar Bien

En muy poco tiempo, el mundo entero tuvo que adaptarse a la emergencia vinculada a la pandemia de Covid-19, y la asociación Dianova Italia no fue una excepción.

Los centros residenciales, especialmente los que acogen a un gran número de personas, son potencialmente los entornos más expuestos al riesgo de infección, pero gracias al equipo de protección personal y a las medidas de confinamiento adoptadas por nuestros colaboradores (80 siguen en activo) y a las medidas de higiene y distanciamiento social adoptadas por los 130 residentes todavía presentes en nuestros centros, nadie se ha contaminado en los cinco centros residenciales de Dianova Italia.

Apoyar a Dianova Italia a través de un donativo

Dianova ha procurado siempre respetar las medidas impuestas a toda la población, pero además, la asociación ha suspendido desde hace más de un mes todas las actividades que implican un contacto fuera de las estructuras residenciales (salidas para la búsqueda de empleo, visitas familiares, revisiones médicas, etc.). Para nuestros jóvenes, como para toda la población, no es un período fácil: el respeto de estas medidas ha supuesto necesariamente un cambio en su rutina diaria, al igual que les ha llevado a revisar los objetivos personales asociados a su programa de tratamiento. Finalmente, en términos de gestión, tuvimos que proceder a la reorganización interna de nuestros equipos.

Los grupos terapéuticos/pedagógicos se realizan ahora más frecuentemente y nuestros jóvenes están constantemente informados de la situación fuera de los centros; contactan con sus familias con mayor frecuencia y se han programado nuevas actividades con los terapeutas.

En algunas estructuras se ha creado un «grupo editorial» para recoger toda la información útil sobre la situación actual, así como sobre otros temas (noticias, deportes, etc.), con el fin de compartirla con los demás. Se han lanzado nuevas actividades manuales y artesanales: nuestros jóvenes también se han puesto a cocinar, con recetas más elaboradas y que necesitan de mucho más tiempo.

Con el buen tiempo, las actividades deportivas al aire libre han empezado en los espacios exteriores de las comunidades con torneos de voleibol, fútbol y baloncesto.

En algunas comunidades en las que los terapeutas tienen que quedarse en casa por motivos de salud, se organizan algunas actividades y entrevistas individuales a través de Skype o videoconferencias, así como entrevistas externas con los servicios pertinentes. Estas mismas herramientas se utilizan para mantener un vínculo con aquellos de nuestros residentes que estaban de permiso en sus casas pero que ahora no pueden regresar a las comunidades de Dianova debido a las medidas gubernamentales.

Los responsables de los centros de escucha de Dianova siguen gestionando electrónicamente las solicitudes de las personas, organizando entrevistas telefónicas y videoconferencias para garantizar su seguimiento, incluso a distancia. De hecho, los problemas de adicción continúan y sabemos hasta qué punto las dificultades de los afectados pueden verse exacerbadas por la situación actual. Por el momento, lamentablemente, no se ha encontrado ningún procedimiento para poder acoger a los nuevos residentes sin poner en peligro a los ya presentes en nuestros centros.

Hemos creado para nuestro personal un servicio de escucha y apoyo a distancia gestionado por una de nuestras psicoterapeutas, y también nos hemos beneficiado de las prestaciones de la seguridad social para algunos de los departamentos y servicios internos de Dianova.

Tanto para los usuarios como para todos los colaboradores, la fuerza del grupo es un importante elemento de identidad que nos ayuda a enfrentar la situación con resiliencia. Saldremos de esta crisis, pero nada será igual que antes.

Si bien es cierto que las oportunidades surgen de las crisis, todos trataremos de aprovecharlas, sin olvidar nunca que nuestra misión es responder, en nombre de la sociedad, a las necesidades de los más vulnerables. Hoy en día vivimos en un período de tiempo de espera suspendido, en el que nuestro trabajo es limitado, pero tan pronto como obtengamos luz verde de las instituciones responsables (y garanticemos la seguridad de todos) reanudaremos nuestra misión: ofrecer a aquellos que lo deseen la oportunidad de cambiar sus vidas.

¡Y pondremos la misma pasión que hoy!

Pero por ahora: #restiamoincomunità (nos quedamos en las comunidades)